Vivir aprendiendo…

Cada minuto, cada instante en la vida es un regalo que debe aprovecharse al máximo, y aunque a veces las circunstancias no son las más propicias, es imprescindible aprender a discernir y valorar en su justa medida las situaciones buenas..y sobre todo las que no lo son tanto.

Dijo una vez Loles León, que “el tiempo, lo único que cura son los jamones”. Y es una gran verdad, porque el ejercicio de colocar cada cosa en su lugar, enfriar la situación y replantearse el camino es algo que debemos hacer todos, si queremos que ese tiempo transcurrido tenga su fruto.

 

Gracias por leerme!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s