Viaje a Roma (1ª Parte)

Bueno pues…me aventuro a contar mi viaje a Roma, un destino tranquilito donde aparentemente no tienen por qué salir mal las cosas….

Todo comenzó una madrugada de Julio de 2011, volviendo de fiesta a casa de mi entonces rollete. Que si coincidimos una semana, que donde nos vamos, a Roma, el otro: no a Roma no y menos en agosto, que vamos a morir de Calor, que yo a Roma no quiero, le dí faciildades, mira dos alternativas: Roma o Egipto Javier, pues mejor en Roma, que saldrá más barata la repatriación de los cadáveres. Roma!!! (Ole!!!) toma geroma.
Se me ocurrió buscar el viaje por internet en una web que me había recomendado un amigo de aquí (“Graso error”) Pagamos los billetes, y todos tan contentos. Nada parecía aventurar que se cernía la tragedia sobre nuestras cabezas..
Como mi futuro marido vivía en Coslada que está más cerca del aeropuerto, hice las maletas y allí que me fui a dormir. Una, que no había salido de Cuenca y que se histeriza sobremanera con los viajes, con las prisas no había metido el lentillero en la maleta, (luego descubrí que llevaba tres, guardados en lugares estratégicos… ¡Sí señor, así somos las mujeres!) así que al día siguiente me levanté a las 4 de la mañana para ir a mi pueblo, coger el lentillero y volver a tiempo de que nos recogieran nuestros amigos (que se habían pegado el madrugón para llevarnos). A las ocho de la mañana estábamos allí los cuatro, qué cuatro caritas, era para vernos)
Cuando nos acercamos al mostrador de vueling, nos dice una amable señorita, super mona y super arreglada ella… que quienes son estos señores, que no nos conocen y no estamos en el vuelo. (WhaAaaaaAAAt??????:) o_Ô. Con templanza de oro, le dije a mi muchacho,no te preocupes, esto no pasa nada,ahora verás, buscamos el teléfono por internet y llamamos a la agencia. (mi móvil, el único con acceso a datos sin batería, que me gusta a mí darle suspense a las cosas, tuvimos que buscar un enchufe y cargarlo un poco para que aguantara el tirón). Buscamos por internet, un 902, llamamos…y salta un fax….. No puedo describir ni aunque mil años viviera la sensación que fue, los dos blancos como una pared, y acordándonos del santo padre del muchacho que me había recomendado la web, con unos sudores fríos que no había conocido yo, ni con mis mejores anginas.

Mi muchacho dice, llamamos a los pelochos. Da señal!! Bien!!! un 806 donde nos contesta Juan (nos acordamos del nombre porque estuvimos toda la mañana hablando con él) Nos propone un vuelo con Iberia a las 18.30 de la tarde (la agencia fenomenal, porque nos devolvieron 140 € y volamos las dos veces con Iberia). Al menos tenemos vuelo.Nuestros amigos que trabajan allí le cuentan el caso a un señor, y nos dice que muy bien, que a ver qué puede hacer. Dado que teníamos todo el día, nos dicen de irnos por ahí, pues estupendo, total, para estar en el aeropuerto mejor de picos pardos. Allá que nos vamos los cuatro. Cuando suena el teléfono de mi amiga, es este señor, que qué nos han dicho. Nos dice que volvamos rápido (en estas debía ser la 1 de la tarde) que nos adelanta el vuelo. Corremos para allá, nos prepara mi amiga un par de bocadillos y por fin cogemos el avión a las 16:30!!!
Llegamos a Fiumucino, y vamos con nuestro inglés de tupper ware (porque lo sacas sólo cuando viajas y te deja mal sabor….) hasta llegar a un tren. Dos opciones, el que para en todas las estaciones y el que no. El que no para, es más caro. Somos españoles, devotos de la virgen del puño. Al barato.
El barato estaba lleno de pintadas, y personas (muuuuchas personas) con lo que me gusta a mí una aglomeración y lo que me cuesta mantener el tipo sin hiperventilar…. Las instrucciones para llegar al hotel en el portátil de mi cotitular, a buen recaudo en una mochila, que hubiera sido más fácil que se dejara arrancar la piel, antes que le tocasen la mochila. Como no sabíamos a qué parada íbamos, y apenas se veía la calle por las pintadas,  cuando ya estaba harta de tren le dije,ya no se ven pueblos, nos bajamos aquí.
Querer morir dos veces en el mismo día y sin llegar a los 30 es preocupante. Ese barrio, ignominioso, guarrete, con coches desvencijados por doquier, gente buscando en contenedores…no puedo describirlo. Vemos un cartel que pone metro. Solución. Cuesta arriba con el equipaje, a las 9 de la noche, reventados hasta el Metro casi 40 minutos de camino, hasta ese metro Milagroso, que era nuestra salvación, ese metro diseñado para trasladar a las personas a su destino ese metro……. Ese Metro…..que estaba en obras. (u_u)
De repente mientras un “su p…”intentaba escaparse de mi boca, mi muchacho, como influido por un aura Celestial dice en Cosladeño “Teki” (yo no sabía lo que era, pero…pedía un taxi!!!!!).

En una calle como de seis carriles (tres para cada sentido) Paró uno con decisión,y en Roma ya se sabe, ¿Dónde paró?, pues en mitad de los seis carriles con su par de….luces de emergencia. Salimos los dos corriendo como si la vida se nos fuera en ello, con nuestras dos maletas, la cachimba, la mochila y las bolsas de las coca-colas y los bocatas!!!. Nos subimos, nos dió más vueltas que un garbanzo en la boca de un viejo y a las 23 de la noche llegamos al hotel, donde a Dios gracias, sí que nos conocían. A las 24 después de una ducha que nos supo a gloria, nos cenamos los dos bocadillos que nuestra amiga nos había preparado. Recuerdo, que yo estaba sentadica en el suelo, donde me dejo caer cada vez que tengo un día de los que me ha devorado la vida de cabeza a los pies, y me ha dejado “chiquitita”.
Después de aquello comprendí la costumbre del anterior Papa de besar el suelo cuando llegaba a su destino. Llevábamos apenas unas horas en Roma pero… Será que todo se pega.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s